Mendoza es una hermosa ciudad ubicada a los pies de la Cordillera de Los Andes, que tiene una arquitectura de marcada influencia europea. Gran parte de su economía gira entorno a la industria vinícola, pero además, cuenta con actividades culturales dignas de disfrutarse. He aquí nuestra recomendación.

Destinos Vinícolas en Bus

Para aquéllos que se sienten motivados de recorrer los destinos vinícolas de la zona, una excelente opción es hacerlo en bus. Mendoza ofrece diferentes rutas para conocer las bodegas de la ciudad, así como de las localidades cercanas. Estas rutas le permiten al turista subir y bajar del autobús en las paradas preestablecidas, sin necesidad de adquirir nuevos boletos. De esta manera podrá tener el placer de degustar los diversos vinos y productos de las diferentes bodegas visitadas.

Tanto los costos del transporte, las entradas a las bodegas y los productos de degustación están incluidos en el tour. Este bus se toma en diferentes paradas en varios hoteles de Mendoza. Sus cuatro rutas incluyen el Sol, Luján Sur, el Río y Valle de Uco.

Mendoza City Tour

Para quienes se sientan motivado a conocer la historia y arquitectura de la ciudad, una opción cómoda y segura de hacerlo es tomar el Mendoza City Tour. Este paseo, que dura aproximadamente dos horas, permite visitar los principales monumentos y lugares emblemáticos de la ciudad. Las características de cada lugar están detallados en un audio que proporciona el

servicio y en el cual se indican cuáles son las paradas en las cuales los turistas se pueden bajar para disfrutar de espacios culturales y gastronómicos de excelente calidad.

Vista desde el cielo

Para los más atrevidos, recomendamos ver Mendoza desde el cielo, volando en parapente. Es una alternativa poco común pero muy excitante. En Mendoza existen numerosas escuelas de parapente que ofrecen el servicio del vuelo en compañía de experimentados instructores.