Hospedarse en un hotel Boutique es una experiencia única para el huésped, entre el disfrute que tendrá de la arquitectura del lugar, el diseño individualizado de cada uno de sus espacios y la atención esmerada de los anfitriones. La idea de los hoteles tipo boutique es que el huésped reciba una atención más personalizada y familiar, para que perciba un trato más íntimo que en cualquier otro tipo de hotel. Todo ello, sin olvidar el lujo y la atención a los detalles.

Hotel Boutique Bonito Buenos Aires

Ubicado en el barrio de Monserrat de la ciudad de Buenos Aires, este hotel le permite llegar rápidamente al famoso Teatro Colón y al Museo Nacional de Bellas Artes, y así disfrutar de la vida bohemia de la ciudad.

La exclusividad del hotel le permite compartir los espacios prácticamente hasta adueñarse de ellos, ya que el hotel solo cuenta con cinco habitaciones, decoradas de manera única, dentro de las cuales podrá disfrutar de minibar y bañera de hidromasaje. El hotel, además, cuenta con una sala tipo retro y un bar, en el cual podrá beber algo antes o después de disfrutar de la ciudad.

Duque Hotel Boutique

Este bello hotel está ubicado en el bohemio barrio de Palermo Soho en lo que antiguamente fue una casa colonial y que, actualmente, está ambientada para rememorar el romanticismo europeo de principios del siglo pasado.

Su privilegiada ubicación permite que los huéspedes disfruten de la cercanía de los parques, lagos, centros comerciales modernos e innumerables restaurantes especializados en diferentes tipos de comida internacional.

Entre los servicios especiales que brinda el hotel y, que no es común en otro tipo de localidades, están la videoteca y biblioteca, en donde encontrará material para adentrarse aún más en las ofertas e historia de la ciudad. Además, ofrece servicio de reservas en diversos tours, así como spa.