San Carlos de Bariloche se caracteriza por ser una ciudad de turismo de aventura y de deportes invernales y, por lo tanto, es uno de los lugares más buscados tanto por turistas nacionales como por los extranjeros durante cualquier época del año. Conozcamos entonces, algunos de los lugares que harán de su estadía una fabulosa experiencia que seguramente querrá repetir.

Boutique Hotel y Spa Bosque del Nahuel

Si decide visitar Bariloche, nuestra recomendación es hospedarse en el Boutique Hotel y Spa Bosque del Nahuel, ya que tiene todo lo que ofrece un hotel moderno, pero con la característica adicional de una atención más íntima y familiar típica de los pequeños hoteles tipo boutique.

Este hotel tiene una piscina climatizada que podrá disfrutar a pesar de las bajas temperaturas de la ciudad. Además, ofrece servicios de gimnasio y una terraza desde la cual podrá deleitarse con el hermoso paisaje que rodea a la construcción y desde el cual podrá sentir el aroma de bosque. Y, si esto no es suficiente para lograr su relajación, también podrá disfrutar de los servicios de spa que ofrece el personal.

Hotel Galileo

Como constancia de la influencia europea en este lado del continente, este hotel boutique debe su nombre al admirado sabio italiano Galileo Galilei. Y es que este hotel posee un observatorio astronómico en sus propias instalaciones desde las cuales los huéspedes pueden disfrutar de la belleza de la exploración celestial, desde una de las localidades más privilegiadas para ello, por la baja contaminación lumínica. Definitivamente, si siente admiración por la naturaleza, este es el sito ideal para hospedarse, ya que podrá estar en contacto con las montañas nevadas durante el día y con el cielo estrellado durante la noche.

El hotel cuenta con un muy buen restaurante donde podrá deleitarse con los platos típicos argentinos y comida internacional.