¿Hoteles tecnológicos en Argentina?

La incorporación de las nuevas tecnologías a todos los aspectos de la vida diaria, es una tendencia que está lejos de detenerse. Es por este motivo que no debe sorprender que se incluya todo tipo de avances tecnológicos en la prestación de servicios, para asegurar una mayor calidad y un alto nivel de satisfacción del cliente.

En este sentido, la hotelería no es una excepción. Son cada vez más los hoteles que se promocionan a partir de su grado de automatización, por ejemplo, autodenominándose “hoteles tecnológicos”. Sí bien las prestaciones varían de acuerdo a la política de cada compañía, una característica común de la mayoría de las cadenas de hoteles tecnológicos es la “desaparición” de la tradicional recepción; ya no existe la necesidad de registrarse al ingresar o al abandonar el alojamiento con una persona de carne y hueso, sino que el procedimiento es llevado a cabo por el propio huésped, en máquinas destinadas a tal fin o a través de su teléfono.

Lujo y confort

Otra cualidad habitual del servicio en este tipo de hoteles, es el control total del ambiente de la habitación por parte del cliente. En general, esto se realiza por medio de tablets u otros dispositivos móviles, que incluyen toda clase de opciones de configuración. La posibilidad de controlar la intensidad de la iluminación, sensores de temperatura para la climatización y la personalización total de la decoración del cuarto durante la estadía, son algunos de los factores que los huéspedes pueden controlar a su gusto.

La situación del mercado argentino

Los hoteles tecnológicos comienzan a hacerse un lugar en el sector de la hotelería de lujo. En Argentina, son todavía muy pocas las cadenas que ofrecen este tipo de particularidades, pero tratándose de un país con gran afluencia de turismo de regiones con alto poder adquisitivo, es de esperar que las compañías incorporen mejores prestaciones tecnológicas y de confort para satisfacer las demandas de una clientela extremadamente exigente.